Llevo bastantes años jugando, los suficientes para haber pasado por muchos grupos y haber conocido a todo tipo de jugadores, en esta entrada me gustaría calificar a estos jugadores, antes de nada pido perdón por si alguien se siente ofendido o si soy algo bruto en mis definiciones, es en tono de broma… o no.

Tipos de jugadores 1

Para empezar dividiría a los jugadores en dos grandes categorías:

Jugadores que juegan para divertirse: Los que molan, gente que juega para divertirse y pasar un buen rato, para ellos lo importante es el camino.

Jugadores que juegan para ganar: Los hay mas o menos aguantables, que saben disimular y los hay para darlos de comer a parte, para ellos lo importante es la meta.

Dentro de estas grandes categorías tenemos infinidad de subcategorías, voy a nombrar las mas importantes, las personalidades de jugadores que mas me han llamado la atención:

El buen anfitrión: Jugador que disfruta enseñando a jugar a sus juegos y viendo a los demás pasarlo bien, para él lo mas importante es que todos entiendan el juego y lo disfruten.

El mal anfitrión: Jugador que disfruta enseñando a jugar a sus juegos… para ganarlos, les hay incluso que no terminan de explicar las reglas del todo para asegurarse la victoria (true story).

El Temático: Le gusta sentir a lo que juega, donde esté una miniatura que se quite un cubito.

El Woodlover: Amante de los eurogames y todo juego con madera, prefiere la mecánica respecto a la temática.

El maestro del AP: Cuando el juego deja de ser algo divertido para el resto.

El Rewind: Casi peor que los jugadores con AP, hace las cosas pero luego se da cuenta que se ha equivocado y deshace todo su turno para volver a empezarlo, con estos jugadores lo mejor es dejar claro que carta en la mesa pesa.

El Rewind versión 2.0: Como el anterior solo que intenta rebobinar varios turnos.

El “busco amigos”: Jugador que juega por el componente social, a algunos no les importa solo mirar con tal de estar con gente.

El llorica: Jugador que se queja a la mínima que alguien juega algo en su contra, mejor para cooperativos.

El orgulloso ganador: No solo gana sino que encima se regodea en la victoria, ni se te ocurra decirle que podrías haber ganado si hubieras hecho algún cambio en tu estrategia: tenía un plan B y te habría destrozado de todos modos.

El Filleador: Nunca quiere jugar a juegos largos, en cuanto le presentas un juego nuevo te pregunta la duración para quejarse si dura más de una hora, en cambio se puede pasar cuatro jugando a juegos de dar palmas y hacer el mono.

El despojo: Alguna tara hace de él ese jugador con el que nunca compartirías un juego de dos pero sirve de carnaza para partidas multitudinarias.

El manipulador: Siempre haciendo ver que otros van a ganar para distraer la atención y conseguir la victoria.

El jugador desamparado: Da sentido a la existencia de los juegos en solitario.

El prisas: Por algún motivo siempre se tiene que ir e intenta acelerar el turno de todos los jugadores para que acabe la partida cuanto antes.

El ganador a toda costa: Se amarra a cualquier pilón con tal de ganar, le da igual compartir la victoria.

El destruye-partidas  Si no le gusta el juego o lleva mal la partida se dedicará a sabotearla.

El amigo de: Siempre se dedica a beneficiar a su/s amigo/s.

El lentito: Jugador que no suele pillar los juegos pero intenta disimularlo.

El suertudo: No, los dados no están trucados. ¡Es su mano!

El coleccionista de cajas: Compra mas juegos de los que su tiempo le permite jugar.

El monojuego: Siempre quiere jugar a lo mismo.

El normitas: Siempre tocando las narices con las reglas, no se fía de nadie, tiene que comprobarlo con sus propios ojos.

El ausente: Está pendiente de todo menos del juego, normalmente está pegado a la pantalla de su móvil

Estas son algunos ejemplos de jugadores que me he encontrado en mi travesía por el mundo del cartón. ¿Alguno mas que destacar?

3 Comentarios

  1. El Remember: Este jugador es primo del Rewind, pero sus ambiciones son mucho más modestas, se conforma con beneficiarse durante el turno de otro jugador de algo que se le olvidó en el suyo como puntuar, robar una carta o cobrar. Existen jugadores Remember mucho más ambiciosos, en vuestras manos está frenarles o terminaréis dándoles la victoria en la partida al Agrícola que jugásteis el verano pasado en la que se le olvidó puntuar por los establos.